14 de marzo de 2017

Por su presunta participación en la muerte de Luis Andrés Colmenares. Fiscalía y Procuraduría insisten en condenar a Laura Moreno y Jessy Quintero

"La muerte de Luis Andrés Colmenares se registró el 31 de Octubre del 2010, tras una fiesta de Halloween en la ciudad de Bogotá"

Informe especial de María Camila Orozco


"El ente acusador criticó la idoneidad de varios testigos de la bancada de la defensa, y la imparcialidad de la jueza, que conoció el caso durante cinco años"


En la apelación enviada al Tribunal Superior de Bogotá, la Procuraduría General de la Nación pidió corregir en segunda instancia el fallo de la Jueza 11 de Conocimiento de Bogotá, Paula Astrid Jiménez, que absolvió a las jóvenes estudiantes Laura Moreno y Jessy Quintero por la muerte de Luis Andrés Colmenares Escobar, ocurrida en Octubre del 2010 en el Parque El Virrey, al norte de la capital del país.

Para el Ministerio Público, las lesiones de Colmenares Escobar no fueron producto de una caída sobre la cara, como concluyó la togada el pasado 20 de Febrero, por lo que Moreno debería ser condenada como coautora impropia y Quintero por favorecimiento en el homicidio del que fue víctima su compañero.

"Cobra validez la hipótesis que atribuye el fallecimiento de Luis Andrés Colmenares a una conjugación de factores, esto es, que fue objeto de una leve agresión que le acusó múltiples heridas, traumas y fracturas en su rostro, de las cuales devino un estado de inconsciencia que le permitió a sus victimarios ocultarlo en el interior del 'box culvert' (caño) donde posteriormente fue hallado, lugar en el cual fallece por la concurrencia de las siguientes circunstancias: depresión del sistema nervioso central, trauma cráneo encefálico y asfixia por sumersión en medio líquido", indicó Jairo Delgado, procurador Tercero Delegado.

Patrocinado por:



Entretanto, Sandra Castro, delegada de la Fiscalía, criticó que la jueza Jiménez tuviera en cuenta el testimonio y peritaje de Miguel Cecilio Botello, principal testigo de la defensa de las dos estudiantes. 

"Las fracturas en los huesos de la cara que fueron encontradas en el cráneo de Luis Andrés Colmenares no son una invención del perito Máximo Duque, ni ocasionadas por él, como lo afirmó la jueza. Curiosamente, Miguel Cecilio Botello en una parte del testimonio que no fue valorado, admitió la existencia de las fracturas referidas por el doctor Máximo Duque en la segunda autopsia", aseveró al tribunal.

El relato de Laura

Para la delegada de la Fiscalía General de la Nación, en la reconstrucción fotográfica de los hechos, Laura Moreno no hizo mención a otras personas. Concretamente, no se refirió a Jessy Quintero.

"Cuando pararon a comprar el perro caliente, el lugar en el que Laura Moreno sostuvo una llamada telefónica con una amiga desde el teléfono de Luis Andrés Colmenares, la caída del reloj de Luis Andrés Colmenares en la carrera 13A, antes de llegar a la calle 88 donde está el Parque El Virrey, a la altura del Edificio de Ecopetrol", y (…) "la simulación de cómo hablaba Laura Moreno por teléfono, según ella, 'en directo' con Jessy Quintero, cuando Luis Andrés fue sujetado por ella, pero corrió y se 'lanzó' al caño", señala el documento.

El ente investigador insistió en las contradicciones que permiten inferir que Moreno no actuó sola.

"Si examinan las versiones de los policías y bomberos que llegaron en la madrugada del 31 de Octubre del 2010, los de la señora Oneida Escobar, Jorge Luis Colmenares, Ulises Ibarra y los bomberos que llegaron en la tarde del 31 de Octubre del 2010, a todos ellos Laura Moreno les dijo que Luis Andrés llegó corriendo y ella lo alcanzó en la cicloruta, lo que implica que ambos llegaron corriendo al Parque El Virrey y tuvieron que saltar y no tropezarse con la cerca que bordeaba el parque El Virrey, la cual al parecer si vieron, a pesar que Laura Moreno dijo que estaba muy oscuro".

La absolución

El ente acusador criticó la idoneidad de varios testigos de la bancada de la defensa, y la imparcialidad de la jueza, que conoció el caso durante cinco años.

"(…) Cercenó la contradicción que hizo la Fiscalía a la prueba de la defensa; (…) no hizo una crítica objetiva a los informes técnicos periciales presentados por la defensa, y finalmente evadió el análisis en conjunto de la prueba, con la cual favoreció a las acusadas con una sentencia absolutoria que no era precedente", dijo Sandra Castro.

Publicar un comentario